domingo 8 de mayo, 2022

Historia pasada y proyección de futuro, el origen de las colecciones museísticas

Por criterios de conservación, muchas piezas no podían ser exhibidas de manera permanente. Por ello y no podría ser de otra forma, es motivo de gran privilegio y satisfacción dar comienzo hoy a esta nueva sala de conservación, restauración y difusión del patrimonio de todos y todas, que el Museo Colchagua pone en marcha en una superficie de 300 metros cuadrados, gracias al apoyo del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural.

Una de las tareas mas importantes de todo Museo es la conservación, diez mil objetos son el corazón de las salas y pabellones del Museo Colchagua en el que periódicamente se realiza un trabajo de conservación exhaustivo con técnicas no tóxicas, se siguen protocolos ante eventuales ingresos de piezas y objetos como su ordenación y catalogación, además de capacitar permanentemente a los colaboradores, lo que sin duda será un aporte para su formación y con el firme propósito de salvaguardar y resguardar futuras colecciones.

Esta nueva adquisición trata de un tema de gran actualidad que enriquece la labor del Museo y cuenta con la participación activa de una parte importante y representativa del equipo de conservación y restauración encabezada por don Marcelo Santander Vargas que brindará oportunidades de mostrar tareas de conservación, su centro de gestión de depósito, los ejemplos de ordenación y restauración, así como todo el engranaje interno que permite visibilizar las obras maestras que atesora este museo y abrir sus puertas a espacios restringidos y el acceso a las instalaciones del área de restauración, el gabinete técnico y laboratorio para contemplar de primera mano, las prolijas técnicas y equipos de última generación empleados y aprender con los restauradores sobre la utilidad de los mismos, en el conocimiento y en el cuidado de las piezas, de los datos históricos y de la intencionalidad del propio artista frente a la obra, sin dejar resquicio alguno, a la comprensión de la labor de conservación e investigación que ejerce el Museo Colchagua de la Fundación Cardoen.

El Museo celebra el estudio y la difusión de sus contenidos desentrañando distintas facetas, tales como documentar, restaurar y conservar la historia, para descubrir el engranaje y el develar otra cara secreta que pone de manifiesto, sin duda alguna, el gran interés de los visitantes por descubrir nuevos aspectos del museo y el afán de dar a conocer sus colecciones a un público diverso con especial hincapié en la académica universitaria y una intención primordial de promover el acercamiento del público, en especial de los estudiantes al museo, la enseñanza del arte, nuevos métodos y técnicas de estudio y difusión de sus contenidos y las diferentes formas de narrar la historia del arte.

En el capitulo de agradecimientos es indudable, hacer mención a la meritoria labor desarrollada por la Fundación Cardoen y agradecer en la figura de su presidente don Carlos Cardoen Cornejo fundador de la Ruta de los Museos, el esfuerzo en haber logrado esta sala de conservación, cuyas intervenciones serán de gran utilidad para ahondar más en el tema de la conservación patrimonial que ejerce el museo, siempre bajo la supervisión y conducción del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural.

X